Ejercicio físico para evitar el agotamiento intelectual

aerobics class in a gym

Aunque parezca algo contradictorio en épocas de mucho estrés o de una elevada actividad intelectual, realizar alguna actividad física ayuda a no sufrir cansancio mental.

Muchos opositores piensan que lo ideal es dedicarse 24 horas al día al estudio ya que son solo unos meses o años, pero eso es un error, ya que es imprescindible encontrar un equilibrio entre cuerpo y mente para obtener mayores rendimientos. La idea es practicar en algún momento a lo largo del día algún deporte o ejercicio moderado de manera regular. La clave es la planificación.

A la gente que le gusta madrugar, lo ideal puede ser levantarse un poco antes y bajar a correr, nadar, andar o ir en bicicleta antes de ponerse a estudiar. Otros prefieren apuntarse a alguna actividad en el gimnasio o realizar alguna actividad en grupo con los amigos (tenis, futbol, pádel…)

Cada persona debe decidir su momento y actividad que mejor le convenga, lo importante es ser constante.

Además recuerda que cuando se lleva mucho rato sentado estudiando, se pueden hacer algunos movimientos o estiramientos para relajar el cuerpo. Algo tan sencillo como juntar las palmas de las manos y estirar los brazos por encima de la cabeza, flexionando el cuerpo de un lado a otro puede resultar altamente beneficioso.

Encuéntranos en Google+.