Los opositores y la ansiedad

ansiedad12[1]

El estrés es algo normal en la vida de las personas, pero sobre todo muchos opositores suelen padecerlo los meses antes al examen, debido a todo el esfuerzo que se ha estado haciendo durante los años de estudio y la gran responsabilidad de conseguir aprobar la oposición.

Según los expertos, un poco de estrés no es malo, aumentando incluso la productividad en según que momentos. Sin embargo, en altas dosis, puede ser dañino, provocando comportamientos poco saludables.

Controlar este trastorno es complicado pero no imposible. Existen técnicas que nos ayudan a estar más tranquilos y relajados como la musicoterapia, el yoga, el tai-chi o las técnicas de relajación. Tanto unas como otras hacen más fáciles los meses previos al examen.

Preparar una oposición es un camino lento, duro y donde la constancia es una de las mayores virtudes, por lo que antes del examen los nervios no deben apoderarse de la mente, sino que se tiene que controlar la situación de la mejor manera posible.

Hay que dejar de mirar el reloj, seguir tomándose tiempos de descanso durante el estudio diario, dormir ocho horas consecutivas y desconectar algún día, para que la mente se relaje y los conocimientos se asimilen mejor. Tan importante como llevar bien preparada una oposición es el cuidado del cuerpo y la mente, ya sea durante los meses de estudio como los días previos al examen.

Consejos para reducir al mínimo la ansiedad:

  • No hagas un esfuerzo desmedido el día anterior al examen. Menos aún la noche anterior a costa de horas de sueño.
  • Cumple tu programa de repaso.
  • Haz ejercicio físico en día antes, ya que te ayudará a ir relajado al examen. También alguna “actividad social moderada” puede contribuir a reducir sustancialmente la ansiedad.
  • Reduce la cafeína.
  • Un baño caliente, si se puede con aceite de lavanda.
  • No es recomendable ir con el estómago vacío al examen. Aunque parezca que tienes el estomago cerrado es recomendable ingerir un pequeño aperitivo a base de fruta o vegetales (zumos…). No tomar alimentos con alto contenido en azúcar.
  • Pensamientos positivos: el examen es una recompensa y una liberación del esfuerzo personal que has realizado.
  • Practica técnicas de respiración y relajación antes del examen. Esto aparte de servirte para estudiar, o el dia del examen, te será útil toda tu vida.
Encuéntranos en Google+.