Preparación antes de la entrevista.

entrevista2[1]

Antes de realizar una entrevista de trabajo es muy importante analizarse a uno mismo para saber a donde se quiere llegar y que se puede ofrecer. Es muy importante conocerse a uno mismo, analizando el cv para extraer conclusiones sobre la educación que se ha realizado, la experiencia profesional y las capacidades que se poseen, sobre todo aquellas que se puedan aplicar al puesto que se quiere tener.

Es importante tener claro que se quiere conseguir en la entrevista. Para convencer al entrevistador de que eres la persona idónea debes creerlo tu primero, por eso debes tener claros los objetivos que quieres alcanzar.

Es importante saber algo de la empresa. Hoy en día esto es muy sencillo ya que casi todas tienen página web. Si no se puede solicitar a la propia empresa algo de información.  Si se han respondido diferentes ofertas es conveniente acordarse de cual es la entrevista, ya que sino se causará una mala impresión.

Es importante acudir a todas las entrevistas a las que te convoquen, ya que aparte de dar buena imagen, sirve como entrenamiento.

La puntualidad es algo fundamental por lo que si no te ha quedado clara la hora o el lugar al que tienes que acudir, es conveniente llamar. Asi mismo es conveniente que la entrevista sea por la mañana, como si fuera la cita más importante del día, acudiendo con 10 minutos de antelación, para serenarse y causar una buena impresión.

Es importante que se esté cómodo con su aspecto físico y con la imagen que se quiere dar. Si se elige el atuendo el día antes, se pueden evitar imprevistos. Dependiendo de la empresa será más formal o semi-formal.

Aunque hayas enviado un currículum y las acreditaciones, es importante llevar otra copia a la entrevista.

Ante los nervios, es mejor ir al baño y para refrescarse con agua.

No fumar ni mascar chicle ni en la sala de espera ni durante la entrevista, ya que denota nerviosismo y dependencia de las emociones.

Encuéntranos en Google+.