Ser funcionario público

Una vez superadas las oposiciones para funcionario, se adquiere la categoría de Funcionario Público.

Se denomina así a todo trabajador que lleva a cabo una serie de servicios profesionales retribuidos en la Administración Pública. Coloquialmente se les denomina “empleados públicos” lo que significa, trabajadores al servicio de la Administración.

Los puestos de los funcionarios públicos destacan por unas características específicas que cumplen:

  1. Las funciones y servicios que llevan a cabo tienen carácter permanente
  2. Los puestos de los funcionarios figuran en plantilla
  3. Los trabajadores funcionarios tienen asociaciones fijas con los puestos o el cargo que ocupan

En resumen, se trata de un empleo seguro, por dos aspectos fundamentales:

  • La seguridad del funcionariado con un trabajo de larga duración
  • La tranquilidad de recibir a final de mes un sueldo de funcionario público garantizado

Estas condiciones, en una época de inestabilidad laboral como en la que nos encontramos, son más deseadas que nunca. Por ello muchas personas toman la decisión de prepararse y formarse para presentarse a alguna de las oposiciones a funcionario que se realizan cada año.

Encuéntranos en Google+.